Saltar al contenido

Renovar tu casa sin obras, ¡es posible!

Con frecuencia tenemos la creencia de que si deseamos renovar nuestros espacios, obligatoriamente se va a ejecutar una obra. Y, sin duda, a muchas personas no les gusta esto por todo lo que conlleva. Sin embargo, esto no es así. Con tan solo creatividad y algunos materiales podemos lograr grandes cambios.

Trucos para reformar sin obras

A continuación, te damos unas cuantas ideas para reformar tu casa sin obras:

Pinta o empapela los azulejos de tu cocina y baño

La pintura le dará un nuevo aspecto de forma radical; además, puedes combinar colores. Y al empapelar los azulejos también lucirán diferentes gracias a la variedad de diseños.

Renueva con revestimientos sintéticos de vinilo o PVC

Esta es una solución muy sencilla. Hay formatos en friso de PVC y loseta vinílica. Ofrecen alta resistencia a la humedad y se instalan fácilmente a través de adhesivos sobre azulejos. Igualmente, existe una amplia línea de remates y accesorios para acabados de primera.

Para renovar los suelos sin obras, instala una tarima flotante

Existe la tarima sintética y la de madera natural. La primera es la más utilizada por su escaso espesor.

Coloca cerámica sobre cerámica. ¡Sí, es posible y sencillo!

Solo debemos asegurarnos de que el suelo no tenga ninguna loseta despegada para después colocar la nueva.

Para la cocina, podemos cambiar puertas, encimera y tiradores

Afortunadamente, hoy en día es fácil encontrar piezas compatibles para reemplazar las puertas, encimeras y tiradores. Gracias a estos cambios, lograremos un diseño personal y alargaremos la vida de nuestra cocina.

Renueva los frentes de armario

Una buena opción es sustituir el frente por uno con sistema de corredera. Esto nos ahorrará espacio y hará lucir el armario más moderno.

Elimina puertas o cámbialas por unas correderas de cristal

Realizar estos cambios nos genera mayor luminosidad en los espacios. Eliminando obstáculos mejoramos la percepción del espacio y ganaremos luz natural.