Saltar al contenido

¿Cómo pintar un radiador?

Pasos para pintar un radiador

El paso del tiempo, así como la humedad y el constante uso, sin duda, deterioran la pintura de los radiadores. Esto no solo afecta su apariencia, sino que además pueden ir desgastando el material debido al óxido que se genera.

Para evitar estos daños, es importante mantener en buen estado la pintura que cubre y protege el radiador. En este apartado te damos a conocer los materiales y cómo realizar, paso a paso, el pintado de un radiador para que lo puedas hacer en casa sin ningún contratiempo.

Materiales

Antes de iniciar con este proyecto debes tener a la mano los materiales que necesitarás, en el caso de los radiadores y debido a las altas temperaturas que estos pueden alcanzar debes utilizar dos tipos de pinturas en sprayuna específica para radiadores, la cual recomendamos que resista temperaturas cercanas a 90°C. Y otra pintura acrílica del color de tu preferencia, lo que le dará una apariencia que combine con tu hogar.

Materiales para pintar un radiador

Cómo pintar un radiador, paso a paso

  1. Lo primero que debes hacer es eliminar todo el polvo que se encuentre sobre el radiador, para esto utiliza una toalla con alcohol, esto facilitará que la pintura se adhiera al radiador.
  2. Si la pintura original del radiador se encuentra en mal estado, debes utilizar un decapante para poder retirarla completamente.
  3. Colocar cartón o un papel protector alrededor del radiador para evitar manchar las paredes al momento de pintar.
  4. Inicia colocando la pintura resistente a altas temperaturas, para esto agita el bote durante unos 30 a 60 segundos, aplica la pintura a una distancia entre 25 y 30 cm primero en dirección horizontal y luego vertical. Esta pintura tarda en secar alrededor de 20 minutos.
  5. Si no deseas que tu radiador sea blanco procede a aplicar la pintura acrílica siguiendo los mismo pasos que con la pintura para radiadores. Esto garantiza no solo que tu radiador tenga una apariencia renovada, sino que además un mayor tiempo de duración a la pintura.