Saltar al contenido

Cómo mejorar el aspecto del baño de forma sencilla

El baño es una de las zonas de la casa que se desgasta con más frecuencia por el uso constante que le damos. Cuando pensamos en renovarlo nos causa estrés y preocupación porque traerá molestias no poder utilizarlo por unos cuantos días. Afortunadamente, podemos olvidarnos de esas molestias ya que, hoy en día, existen muchas formas e ideas para mejorar el aspecto del baño de manera sencilla y económica.

Trabajos para mejorar el baño

Algunos de los más interesantes pueden ser:

Renovar la fijación del inodoro

Debido al paso del tiempo y la humedad, los tornillos que sujetan al inodoro al suelo se rompen y la taza queda inestable, por lo que podemos cambiarlos por unos nuevos. Si se desea, podrían ser tornillos de acero inoxidable para evitar que se dañen nuevamente.

Evitar humedades

El baño es la zona con más humedad de la casa, por lo que debemos revisar las juntas para verificar su estado. Las pequeñas fisuras podrían traer filtraciones de agua indeseables. En este caso, solucionamos este problema aplicando un mortero sobre la superficie embaldosada haciendo lo posible por que caiga dentro de las juntas. Tras haberse secado, se retira el sobrante con una esponja.

Reforzar la sujeción del lavabo

En este caso, los tacos que sujetan al lavabo han cedido, dejándolo inestable. La solución es utilizar un anclaje químico, fuerte y duradero que sirva para todo tipo de soportes. Este producto es de alta resistencia. Así quedará perfectamente fijo a la pared.

Eliminar y cambiar la silicona de la bañera

Otro problema causado por la humedad es que la silicona se daña y se queda negra. Para eliminar la silicona y residuos de pegamento, utilizamos un producto con combinación de disolventes que actúan rápidamente. Después de retirar el producto, aplicamos silicona ácida especial para baños. De esta forma, quedará completamente impermeabilizada.