Saltar al contenido

Renovar los muebles de la cocina: herramientas y materiales necesarios

En muchos casos tenemos en mente y deseamos renovar los muebles de la cocina, pero inmediatamente suponemos que es un gran gasto que no nos podemos permitir. Por fortuna, hay maneras de lograr este cambio a muy bajo precio. Estas son alternativas viables que nos brindan la posibilidad de personalizar y dar un nuevo aspecto a este espacio.

Cambios sin grandes obras

Estas opciones son alternativas low-cost que nos ofrecen muchas posibilidades con pequeños cambios:

  • Podemos estrenar cocina con tan solo cambiar los frentes y manteniendo las cajas o estructuras de los muebles, sobre todo si están en buen estado.
  • Otra opción para renovar la imagen es con pintura. Los esmaltes para muebles se pueden utilizar sobre melamina, aglomerados o madera maciza.
  • Cambiar los tiradores de las puertas de los muebles es una buena opción. Hay una gran variedad de modelos y colores; lo más recomendable es combinarlos con algunos accesorios de la cocina.
  • Renovar la encimera con materiales resistentes y fáciles de mantener como el porcelánico y acero inoxidable es otra opción.

Herramientas y materiales necesarios

La alternativa más práctica y demandada es la de renovar las puertas con esmaltes. Para esto necesitaremos las siguientes herramientas y materiales:

Herramientas

  • Rodillos para esmaltar
  • Paletina para esmaltar
  • Bandeja de pintor
  • Aguarrás o disolvente para esmalte sintético
  • Destornillador
  • Trapos
  • Plásticos protectores, cartones, papel

Materiales

  • Esmalte-laca de poliuretano
  • Masilla reparadora (opcional)

Reparación, paso a paso

Los pasos que tienes que seguir para lograr el mejor resultado son los siguientes:

  1. Desatornilla y quita los tiradores y pomos de puertas y cajones. Retira las puertas y limpia la superficie de los muebles.
  2. Aplica el esmalte laca con un rodillo limpio. Es muy sencillo: solo tienes que diluirlo en agua si es acrílico o en aguarrás o disolvente si es sintético. Pasa el rodillo siempre en el mismo sentido, es decir, en horizontal o en vertical, pero no cruzando las pasadas. Deja secar 24 horas y aplica una segunda mano.
  3. Puedes aplicar un protector que mejore la resistencia de la pintura y que dé un acabado lacado o mate. El intervalo de tiempo que debes dejar entre la aplicación del esmalte y del protector no debe ser mayor a las 48 horas para conseguir una buena adherencia.
  4. Coloca los tiradores y pomos nuevos y, si lo deseas, también puedes colocar stickers modernos alusivos a temas de la cocina.

Ventajas de los esmaltes para muebles

Los esmaltes para muebles, ya sean acrílicos o sintéticos, tienen diferentes ventajas. Además, también tienen diferentes acabados como mate, brillo, satinado, efecto de laca, monocapa, alto brillo, etc. El más recomendable es el esmalte laca-satinado. Entre sus ventajas destacan:

  • Son lavables.
  • Son resistentes a la humedad.
  • Se aplican directamente sobre la superficie y no necesitan una mano previa de imprimación.
  • Se obtiene un acabado uniforme sin marcas de rodillo o de brocha.
  • Ofrecen una amplia gama de colores. Además, se pueden mezclar entre sí y, como resultado, crear tonalidades nuevas.
  • Proporcionan un acabado satinado. Y para conseguir un acabado mate o brillante (lacado) y mejorar la resistencia, puedes aplicar una base específica para este tipo de esmaltes.